faq - matrimonio forzado

¿Crees que estás involucrada/o en un matrimonio en el que no te sientes del todo segura/o o incluso obligada/o por tu familia, tus parientes o tu comunidad? Es posible que no te sientas del todo libre para decidir lo que quieres. Si es así, puede que seas víctima de un matrimonio forzado. Lee las preguntas más frecuentes para saber más: si necesitas ayuda, o si conoces a alguien que pueda estar viviendo una situación similar, recuerda que puedes llamar al 1522: es gratuito, anónimo y seguro, y está disponible todos los días las 24 horas del día.

Un matrimonio forzado ocurre cuando una persona se casa sin haber dado su libre y pleno consentimiento al matrimonio porque ha sido obligada, amenazada o engañada. Forzar a alguien a casarse es un delito grave y una violación de los derechos humanos: significa imponer la propia decisión y voluntad a los demás, yendo en contra de los principios fundamentales de igualdad y dignidad humana.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos afirma que “Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio” (Art. 16).

Los matrimonios forzados pueden ser una imposición de otras personas, como padres, familiares o líderes religiosos o miembros de la comunidad. Esta imposición puede producirse por diferentes medios, como amenazas o violencia física, psicológica o económica. En algunos casos, se puede privar a las personas de documentos importantes (como pasaportes o certificados de nacimiento). Un matrimonio forzado puede tener lugar mediante una unión formal o informal: aunque sea informal, puede ser percibido como un matrimonio real por los miembros de la familia y la comunidad. Recuerda que todo esto es un abuso y que siempre debes poder elegir: ¡tienes derecho a decir que no!

Sí, los matrimonios forzados son ilegales en Italia. En 2019, también se introdujo una ley, conocida como el “Código Rojo” (Ley nº 69 de 19 de julio de 2019), cuyo objetivo es reforzar la protección de las personas sometidas a violencia, persecución y maltrato. La ley introdujo el delito específico de forzamiento o presuación al matrimonio. 

Importante: estas leyes se aplican tanto a los matrimonios celebrados en Italia como en el extranjero por ciudadanos italianos o extranjeros residentes en Italia. 

Además, a partir de 2023 (Decreto Ley n° 20 de 10 de marzo de 2023), se prevé la “expedición de un permiso de residencia a las víctimas del delito de forzamiento o incitación al matrimonio”.

ATENCIÓN: ¡el matrimonio forzado no tiene valor legal en Italia! Si te encuentras en una situación así, recuerda que siempre puedes volver atrás y pedir la anulación del matrimonio

La edad mínima para casarse en Italia es de 18 años. El término “matrimonios precoces” se refiere a las uniones, formales o informales, entre personas que aún no han cumplido los 18 años.

Hay algunas excepciones en las que los menores pueden casarse, pero sólo si obtienen autorización del Tribunal de Menores y en cualquier caso, deben tener al menos 16 años. Estas normas pretenden garantizar que el matrimonio sea una elección consciente y legal, proteger los derechos de los más jóvenes y evaluar bien cada situación antes de permitir el matrimonio.

Los matrimonios forzados pueden tener múltiples motivaciones. Algunos padres pueden sentirse obligados por las expectativas de la familia o la comunidad, mientras que otros pueden considerar que el matrimonio forzado es una práctica religiosa o cultural. Otras razones pueden ser la preservación del honor familiar o cuestiones económicas. 

NOTA: ninguna de estas motivaciones justifica el matrimonio forzado, que siempre es inaceptable e ilegal.

No. Ninguna religión aboga por el matrimonio forzado. Aunque algunas personas afirmen erróneamente que el matrimonio forzado forma parte de su religión, es importante saber que ninguna religión defiende el matrimonio forzado. Puedes rechazar un matrimonio forzado sin traicionar tu religión.

(Lee por ejemplo: La Declaración Islámica de Derechos Humanos: “Ninguna persona puede ser casada contra su voluntad” (Art. 19 a)

Sí, los matrimonios forzados y los matrimonios acordados son muy diferentes. En los matrimonios arreglados, los padres o la familia pueden sugerir una potencial pareja, pero las personas implicadas siempre tienen derecho a aceptar o rechazar esta propuesta y casarse conscientemente. En el matrimonio forzado, se niega la elección y se obliga a la persona a casarse contra su voluntad.

No. Aunque la mayoría de las víctimas denunciadas en todo el mundo son mujeres jóvenes y niñas, los hombres y los niños también pueden ser víctimas del matrimonio forzado. El matrimonio forzado puede afectar a cualquier persona, independientemente de su género, sexo u orientación sexual.

Si crees que estás en peligro o simplemente necesitas hablar con alguien, aquí tienes algunas opciones: 

 

  • 1522 – Llama al número antiviolencia 1522: es gratuito, anónimo y seguro, activo de lunes a domingo, las 24 horas del día. El servicio está disponible en italiano, inglés, francés, español, árabe, farsi, albanés, ruso ucraniano, portugués y polaco. En www.1522.eu es posible chatear con un operador.
  • Centros contra la violencia: ponte en contacto con el centro más cercano para pedir ayuda. En esta página encontrarás información en 19 idiomas y un mapa de los centros antiviolencia de toda Italia: https://www.jumamap.it/it/violenza-di-genere/
  • Habla con una persona de confianza, como un profesor, un asistente social o un amigo.
  • Carabinieri/policía: si hay riesgo inmediato de resultar herido o de que te obliguen a ir a algún sitio, llama al número único de emergencias 112. Es gratuito y está activo todos los días, las 24 horas.
Arci participa como socio en un proyecto europeo denominado FATIMA2, cuyo principal objetivo es combatir la violencia de género, con especial atención a la violencia por motivos de honor (Honour Related Violence, HRV), que incluye los asesinatos por motivos de honor, los matrimonios forzados y la mutilación genital femenina. Si deseas más información o te gustaría participar en el proyecto, visita la siguiente página: https://www.arci.it/campagna/fatima2/.